La Hora del Ciudadano – Por Oliver López Cano

0
448

El tiempo se les acabó, es la hora del ciudadano.

Son 22 años donde los venezolanos lo hemos dado todo. Se dice rápido, pero vivirlo es otra cosa.

En el transcurso de esta historia son muchos los escenarios de manifestación popular en donde la ciudadanía ha dicho ‘presente’, siempre a la vanguardia y haciendo caso al estímulo de los políticos de turno, sin embargo, creo que esas grandes oportunidades caducaron debido al desgaste continuado que más tarde esos políticos materializaron en la ciudadanía. Y no es para menos.

Elecciones por doquier, acuerdos, diálogos y dilación de acciones de la dirigencia fue parte de ese cansancio inoculado, pero esto es meramente intencional y así nos lo hizo saber el tiempo. En su momento fuimos una sociedad inocente y esperanzada creyendo que, tal vez, podíamos ver esa luz al final del túnel o creer en “un mesías salvador”, que trajo como consecuencia confiar en quienes no debíamos y hoy estamos viendo el resultado de apostar nuestra confianza en aquellos que no merecen la nobleza de una ciudadanía que ha sacrificado todo.

No alcanza un artículo para destacar los innumerables errores -a mi parecer bien calculados- de la actual dirigencia política, y como siempre, los más vulnerables son los menos favorecidos, quienes a su vez son víctimas de esa dilación de acciones por la mal llamada oposición venezolana y del secuestro de todo un país en manos de una tiranía criminal y narcotraficante.

Creo que si hay algo que no debemos olvidar es nuestra propia historia, pero sobre todo, esa historia latente y reciente. Tiranías no salen con métodos convencionales, ni los vicios se pueden desaparecer estrechando manos con delincuentes.

Los venezolanos no queremos un enfrentamiento masivo entre ciudadanos, eso queda claro. Queremos es la restitución de la justicia, la República, sus valores y su bienestar, pero sí debemos dejar muy en claro y hacerle saber a los políticos de turno que su momento ha culminado. Deben entender que somos una inmensa mayoría que no seguirá aprobando el juego macabro en esa rueda de hámster en donde sólo unos pocos salen favorecidos. Existen ciudadanos conscientes y despiertos de la realidad país que haremos todo lo que esté en nuestro alcance para seguir despertado la consciencia de miles, sin importar  cuánto, cuándo o cómo empleen su maquinaria de difamación, calumnias y mentiras hacia quienes les incomodamos por nuestras opiniones.

Ya no podrán seguir en esa tónica discursiva y dañina empleando su chantaje con el fin de manipular a la gente y lograr su cometido más notable, que no es más que la de adjudicarle la responsabilidad de sus políticos a la gente. Esto debe acabar.

Es por ello, que hacemos un llamado a la responsabilidad, al respeto, a la coherencia y como bien dije, a destacar nuestra historia reciente y hacer uso de la palabra para alzar verdaderamente la voz en base al tiempo otorgado a una dirigencia que definitivamente caducó. Es importante desprenderse también de esos vicios que ahora algunos pretenden perpetuar para seguir dándoles largas a la impunidad, y no someter a los responsables de la muerte, ruina y atraso de nuestro país.

A partir de enero de 2021 debemos enfrentarnos a otro nuevo reto, pero esta vez, como ciudadanos, démosle el significado moral:  destaquemos las incoherencias a flor de piel de unos pocos con la verdad histórica de la mano, pues solo así podremos empezar a ejecutar, exigir y materializar al corto tiempo cambios reales.

El tiempo se les acabó, es la hora del ciudadano.

Por Oliver López Cano

Abogado, Columnista.

Host: Crónicas del Ciudadano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí