Pedro Sánchez deja desamparados a los españoles en Venezuela

0
776
españoles

Una fundación que presta asistencia sanitaria a los ciudadanos españoles en Venezuela dejó de recibir financiamiento del Ejecutivo español.

El gobierno socialista español que preside Pedro Sánchez, tomo una polémica decisión que afecta a los ciudadanos de España que viven en Venezuela.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones suspendió su convenio con la Fundación España Salud (FES). Esa organización ofrece asistencia sanitaria a los españoles que residen en Venezuela.

Dudas sobre la transparencia en el manejo de sus fondos están detrás de la cuestionada decisión. En la práctica, el cese de la asistencia deja desamparados a miles de españoles que viven en el destruido país suramericano.

La fundación fue creada en 2006. La gestión actual de la entidad está en manos del consejero de Trabajo de la Embajada de España en Caracas, el socialista José Francisco Armas.

La Secretaría de Estado de Migraciones del Gobierno de España firmó en octubre de 2019 el convenio con la FES. Era una forma de garantizar a los residentes españoles con pocos recursos atención médica primaria y ambulatoria.

También gestionaba cirugía en clínicas privadas concertadas y el suministro de los medicamentos.

Según la estimación inicial, esta ayuda supondría a lo largo de 2019 servicios médicos por valor de 700 euros para un total de 1.908 beneficiarios, que son seleccionados por la propia Consejería de Trabajo de la Embajada.

Gastos en una nueva sede

De acuerdo con el portal El Español, el convenio del Gobierno con la FES destinó en 2020 una inyección económica de 2.570.156 euros. El financiamiento asistiría a 3.500 españoles residentes en Venezuela.

La entidad tenía a principios de 2018 unos fondos propios de 12 millones de euros. Recursos que provenían del Gobierno central y de los Ejecutivos autonómicos de Galicia, Canarias y Asturias.

Sin embargo, durante los últimos meses la FES suspendió las operaciones quirúrgicas que no son de urgente necesidad. También comenzó a a retirar el suministro de medicamentos a los residentes españoles en Venezuela. Justificó su decisión diciendo que se había quedado sin presupuesto.

Pero en 2019, uso 6,2 millones de euros para comprar y reformar una nueva sede. Un edificio de siete plantas situado en pleno centro financiero de Caracas.

Esta inversión fue impulsada por el consejero de Trabajo de la Embajada, Francisco Armas, el mismo que dirige la fundación. También lo apoyo quien entonces era ministra de Trabajo, la socialista Magdalena Valerio.

En España, la Justicia investigó que la Fundación España Salud (FES) especuló con dólares en el mercado paralelo venezolano. También cometió numerosas irregularidades en los expedientes de ayuda a los españoles residentes en el país suramericano. La denuncia finalmente fue archivada.

Fondos millonarios

Durante un acto público en Venezuela, el consejero de Trabajo de la Embajada española, Francisco Armas, explicó que la FES ha recibido desde su creación, en 2006, «cerca de 50 millones de dólares» del Gobierno español.

A esta cifra hay que añadir los aportes realizados por los gobiernos regionales de Galicia, Canarias y Asturias.

La entidad recibe el 100% de sus recursos de las Administraciones públicas españolas, pero afirma que no está sometida a los tribunales españoles de Justicia porque es «una institución venezolana de derecho privado»

La Secretaría de Estado de Migraciones, que actualmente dirige Jesús Javier Perea Cortijo, destinó el año pasado 18,8 millones de euros en ayudas asistenciales a los españoles que residen en Venezuela, un país que hoy atraviesa una grave crisis económica, con una inflación del 2.950% que convierte en papel mojado los salarios y los ahorros de los ciudadanos.

Con información de El Español.

Esta y otras noticias en nuestro canal de Telegram TFPOficial; y siguenos en Instagram thefreedompost_