La fuerza de paz de la ONU que patrulla la frontera entre Líbano e Israel, FPNUL, advirtió de una “situación muy peligrosa” después de que el movimiento libanés de Hezbolah y el ejército israelí intercambiaran fuego el viernes.

Hezbolah, desde el Líbano afirmó haber atacado con cohetes en contra de Israel, donde han disparado más de 10 cohetes sobre territorio judio, todos interceptados hasta ahora.